MELODIAS PARA EL BEBE ANTES DE NACER – GABRIEL FEDERICO

$11.900

Agotado

SKU: 9789501712636 Categorías: , Etiqueta:

Descripción

Este nuevo libro se complementa juntos con sus anteriores obras, deleita al público en general y nos abre las puertas de una nueva forma de comunicación con el bebé que esta por nacer.

Contenido:
Capítulo 1: El bebé humano
Capítulo 2: La musicoterapia Focal Obstétrica
Capítulo 3: La canción de bienvenida
Capítulo 4: Visualizaciones creativas con música
Capítulo 5: Los hombres también se embarazan
Capítulo 6: Algunas sugerencias para compartir
Capítulo 7: Como utilizar el cd que acompaña el libro

Disco Compacto de música:
1 Con los ojos del Alma
2 Acunando al bebé
3 Con los ojos del Alma (instrumental)
4 Acunando al bebé (instrumental)
5 Arrorró

Texto de Contratapa

Durante las últimas décadas los especialistas nos hemos dedicado a investigar sobre la importancia que tiene el vínculo con el bebé antes de su nacimiento para su ulterior desarrollo psicofísico. Prestando especial atención en el impacto que este tipo de relación tiene sobre los aspectos de su futura personalidad. Un fuerte vínculo prenatal impregna de manera positiva la relación que tendrá el bebé con sus progenitores, y esto es comprobable desde el mismo momento de su nacimiento, a la vez que marcará el camino por donde transitará su evolución como ser humano.

Este libro, como mis dos anteriores (“El embarazo musical” y “Música prenatal” de edit. Kier) está escrito en un lenguaje claro, para futuras mamás, futuros papás, y para todos aquellos profesionales que de una manera u otra acompañen a las mujeres durante los procesos de sus gestaciones.
Sabemos que cada experiencia es única e irrepetible, por lo que aquí podrán encontrarán diferentes actividades que les permitirán disfrutar mucho más de las cuatro esferas del embarazo (la física, la mental, la emocional y la espiritual), qué como digo siempre no son exclusividad de la mujer. Un bebé siempre se hace de a dos y debe ser recibido de a dos. La primera imagen que registre tiene que ser la de sus progenitores juntos, así eso se convertirá en su primer símbolo de amor.

El bebé que es estimulado intrauterinamente, desde algún lado sabe que afuera alguien lo está esperando, si es acunado, mecido, soñado, acariciado, besado, compartido, si se le canta, si se le tocan instrumentos, si se le hace escuchar música armónica, sin ninguna duda será un bebé especial que traerá encendida la llama de la felicidad a esta familia que lo está esperando, porque sabe que sus padres están allí para abrazarlo y darle el firme sostén que necesita, y seguramente tendrá muchas ganas de nacer.

“Humanizar el proceso de la gestación es huma­nizar el nacimiento, y humanizar el nacimiento es un derecho y una obligación que como seres humanos todos tenemos con nuestra propia humanidad”